Lent Season - Year C 2019

 

Third Sunday of Lent
March 24, 2019
The LORD secures justice and the rights of all the oppressed. — Psalm 103:6

MID-LENT CHECK-IN
God says to Moses, “This is what you shall tell the Israelites: I AM sent me to you . . . The LORD, the God of your [ancestors], the God of Abraham, the God of Isaac, the God of Jacob” (Exodus 3:14, 15). As Jesus would later say, God is not a God of the dead, but of the living, and so we believe that the dead will one day rise. At this midpoint of Lent, we pause to consider how our repentance is leading us to the Resurrection, to our reunion with the great “I AM.” Part of our repentance involves working to secure justice for all and helping our neighbor to live in God’s ways. We encourage each other and nurture each other, like the compassionate gardener of today’s Gospel, who tells the owner of the orchard that he will nurture the tree, fertilize it, and perhaps it will bear fruit.

TREASURES FROM OUR TRADITION
Hollywood has given us an image of Moses slipping off his shoes before a burning bush. God has just called Moses by name, and so that Moses doesn’t miss the meaning of this breakthrough in human history, God requires that all barriers to the experience be eliminated. If you’ve ever tried to maneuver barefoot across hot sand, or pick your way along a rocky beach, you know how sensitive feet can be.
Within the Church, there are religious orders with a custom of going barefoot, not merely to show poverty, but to be an outward sign of a desire for connection with creation, a desire to go through life alert to what God is doing. In early days, when reconciliation was a once in a lifetime possibility, penitents often went barefoot for a long period of time as a sign of their conversion. Even today, people follow an ancient practice of slipping off their shoes to walk in the procession to the cross on Good Friday. It is striking that the first use of our newly scrubbed feet from Holy Thursday night is to walk resolutely in the footsteps of Christ to the cross.

STRENGTH TO SPLIT ROCKS
Do you know that oftentimes a root has split a rock, when suffered to remain in it? Give no judgment to the seed of evil, seeing that it will break up your faith.
—St. Cyril of Jerusalem

HURDLING
God’s grace within me and God’s strength behind me can overcome any hurdle ahead of me.
—Anonymous

SPRINGTIME
Came the Spring with all its splendor. All its birds and all its blossoms. All its flowers, and leaves, and grasses. —Longfellow, Hiawatha

 

___________________________________________________________________________



Tercer Domingo de Cuaresma
24 de marzo de 2019
El Señor hace justicia y defiende a todos los oprimidos. — Salmo 102:6

MITAD DE CUARESMA, ¡REGISTRATE!
Dios dice a Moisés, “Yo soy el que soy. Explícaselo así a los israelitas: ‘Yo soy’ me envía a ustedes’. El Señor, el Dios de sus antepasados, el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob” (Éxodo 3:14, 15). Como Jesús diría luego, Dios no es un Dios de muertos sino de vivos y así creemos que los muertos resucitarán un día. En esta tiempo, la mitad de la Cuaresma, hacemos una pausa para considerar cómo nuestro arrepentimiento nos lleva a la Resurrección, a nuestra reunión con el gran ‘Yo soy’. Parte de nuestro arrepentimiento supone trabajar para asegurar la justicia para todos y ayudar a nuestro prójimo para vivir de acuerdo a la voluntad de Dios. Nos animamos y cuidamos unos a otros; así como el jardinero compasivo del Evangelio de hoy, quien dice al dueño de la huerta que él cuidará el árbol, lo fertilizará y quizá pueda dar fruto.

TRADICIONES DE NUESTRA FE
Muchas naciones latinoamericanas son beneficiadas por organizaciones caritativas extranjeras. Pero estas organizaciones no siempre pueden suplir las necesidades de los pueblos latinoamericanos, por eso los obispos de Chile buscaron la manera de motivar a su pueblo para que ayude a sus propios desafortunados. En 1982 los obispos chilenos crearon una nueva practica cuaresmal llamada la Campaña de Fraternidad. Esta Campaña se motiva en las observancias penitenciales de la oración, el ayuno y la caridad.
Esta práctica de la Iglesia chilena se basa en la tradición cristiana de las obras de caridad y la acción social. La Campaña de Fraternidad también se funda en la espiritualidad cristiana de la hermandad. Los que tienen la manera de ayudar han compartido a través de los proyectos de esta obra con jóvenes en riesgo social, madres solteras, ancianos, prisioneros, y otros grupos marginados. Esto se hace en un espíritu de mutualidad entre los hijos e hijas del creador.
Esta campaña cuaresmal nos desafía a buscar la manera de ayudar a los pobres no como personas necesitada sino como hermanas y hermanos en Cristo a los cual debemos nuestra cooperación para mejorar sus vidas. Ellos en torno son la presencia de Cristo quien se encuentra en los más pequeños de la sociedad.

FUERZA PARA PARTIR ROCAS
¿Sabías que muchas veces una raíz puede quebrar una roca si se queda dentro? No des cabida a la semilla del mal ya que quebrará tu fe.
—San Cirilo de Jerusalén

VENCIENDO OBSTÁCULOS
La gracia de Dios dentro de mí y la fuerza de Dios detrás de mí pueden vencer cualquier obstáculo que esté por delante.
—Anónimo

 

jspaluch.com

 

  

(Back)